FMI: Chile se acerca a los peores escenarios con contracción de 7,5% en 2020

De todas maneras, el país figura como el menos golpeado entre las principales economías latinoamericanas. Además, el organismo apunta a un repunte de 4% el próximo año.

Una rebaja de 3 puntos porcentuales aplicó el FMI a la proyección de crecimiento de Chile, pasando así de una previsión de un retroceso de 4,5% a uno de 7,5% para este año. Con este recorte, la estimación se acerca al peor escenario contemplado hasta ahora por el Banco Central, que la semana pasado ofreció un rango de estimación de 5,5% y 7,5%, además de lo cual resulta inferior a lo calculado recientemente por Hacienda, que apuntaba a una baja del PIB de 6,5%.

Es más, el propio Fondo había señalado en mayo que en el peor de los casos la economía nacional cedería 8,5%, cifra que ahora luce menos lejanas que en el pronóstico de abril. “Tras un desempeño resistente en el primer trimestre, se espera que la actividad económica se contraiga bruscamente en el segundo trimestre debido a las estrictas medidas de distanciamiento social y, en menor medida, a una demanda externa más débil de los socios comerciales”, precisa Alejandro Werner, economista jefe del Hemisferio Occidental del FMI.

Más tarde en conferencia de prensa, el también autor del reporte de actualización de previsiones recién difundido, agregó que “en el caso de Chile la revisión a la baja responde en primer lugar a los datos negativos que ya se han visto en la evolución económica reciente en Chile, Imacec, actividad industrial, ventas, empleos con casi un millón de empleos perdidos en el sector formal e informal”.

Además, sostuvo que Chile es un ejemplo de de un problema regional que encara la región en el marco de la pandemia. Werner precisa que la rebaja que se aplicó al país también responde a un “cambio en los supuestos en la evolución de la pandemia. Hemos visto que en América Latina ha sido mas difícil controlar la tasa de contagios, por los niveles importantes de informalidad y peor distribución del ingreso”.

En este marco, aunque la situación nacional es bastante sombría, su pronóstico para este año es el mejor entre las principales economías del vecindario, donde los “datos económicos más débiles y los brotes de COVID-19 más prolongados explican las importantes revisiones a la baja en comparación con nuestras previsiones de abril”, explica Werner.

En específico el Fondo esta estimando una contracción promedio regional de 9,4%, con bajas de proporciones como la de 10,5% en México, 9,9% en Argentina y 9,1% en Brasil. Salvo Venezuela (-20%), es Perú en todo caso la más economía mas golpeada, anotando un descenso estimado de 13,9%, lo que equivale a 9,4 puntos porcentuales menos a lo previsto en abril.

En el informe, se señala que “la rápida propagación de la pandemia indica que las medidas de distanciamiento social deberán mantenerse durante más tiempo, lo que deprimirá la actividad económica en la segunda mitad de 2020 y dejará más cicatrices en el futuro”.

De esta manera, para 2021, con América Latina avanzando 3,7%, Chile también destaca con un crecimiento de 5%, el cual de todas maneras 0,3 pp inferior a la proyección anterior. Serán justamente los peruanos lo que lleven la delantera con un rebote de 6,5%, mientras que reto no superará el 4%.

Fuente: La Tercera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *