Luka: La comparación con la Pulga, la emoción del debut

“Luka, nada que ver con Messi”

Pepe Romero, abuelo del jugador sensación del Mallorca, habló en exclusiva con Olé. La comparación con la Pulga, la emoción del debut y anécdotas imperdibles del pibe que sorprendió al mundo.

El ingreso de Luka Romero, con apenas 15 años, para jugar contra el club más poderoso del planeta, dio que hablar. La noticia del purrete del Mallorca indicado como el nuevo Messi recorrió el planeta. Pero el juvenil tiene raíces bien argentinas, a pesar de haber nacido en México. En un rinconcito del basto conurbano bonaerense, sus afectos lo vieron ingresar al estadio y cumplir su sueño. Y Pepe Romero, su abuelo, un histórico formador de las divisiones juveniles de Quilmes, le contó a Olé el terremoto sentimental de ver a su nieto revolucionar la Liga española.“Hacía rato que no lloraba. Me pasé cinco minutos llorando de la emoción. Es una cosa insólita, es un nene de 15 años debutando contra el Real Madrid. Me emocionó muchísimo”, relata el padre de Diego, también ex futbolista.

Porque si bien Luka lleva un largo tiempo instalado en España, en el Sur sus seres queridos lo tienen bien presente. Y un rato antes del mágico momento del estreno, su abuelo lo llamó para intentar transmitirle tranquilidad. La respuesta, del otro lado, lo sorprendió hasta a él. “¡No estaba ni nervioso! ¿Lo podés creer? Es una cosa de locos. Estaba como si fuera a jugar un amistoso”, se rio Pepe, que conoce el paño de sobra. “Uno no está acostumbrado a que le pasen cosas así. Yo tengo una larga trayectoria en el fútbol y de formar chicos en Quilmes… Y él tiene una personalidad que no ves en cualquiera. Desde chiquito que está todo el tiempo, pero todo el tiempo, con la pelota en los pies. A lo sumo juega un rato a los jueguitos, pero siempre acompañaba al padre a los entrenamientos e iba pateando”, agrega.

Pepe, además, recuerda algunas historias de cuando Luka era aún más niño, pero ya sorprendía a todos por sus cualidades y su talento con la bocha. “Cuando tenía cinco o seis años, Diego estaba jugando en Estepona (Unión Estepona, ya extinto y reemplazado por el CD Estepona), cerca de Marbella. Estuve tres meses allá cuando falleció mi esposa. Y fui a ver a Diego a un partido a Sevilla. Los llevé a los chicos, a Luka y a su hermano Tobías, y el nene se puso a entrenar en la cancha auxiliar. Vos no sabés cómo le pegaba a la pelota a los seis años. ¡La gente pensaba que era un enano! Literalmente. Pero por cómo le pegaba. Lo vi esos meses y a los siete años era una estrella, una cosa de locos para verlo jugar. Nació con ese angel”, recuerda en la charla con este diario.

Claro, ese ángel que el abuelo marca tiene que ver con la genética del juvenil. Luka nació con el fútbol circulando por sus venas, tanto por el lado de su padre Diego, como de su madre Vanina Bezzana. Su abuelo de ese lado de la familia, Alfredo, y sus tíos, Flavio y Alfredo, jugaron en Inferiores del Cervecero. De hecho, Alfredo hijo llegó a Primera y ascendió con Talleres de Remedios de Escalada en 1988. Pero aun en una familia que siempre respiró fútbol, la pregunta a Pepe es obligada.

Luka Romero ya se puso la Albiceleste

-¿Te da miedo tanta comparación con Messi?

-Él tiene sus características. Los periodistas lo comparan con Messi, pero nada que ver. Tiene algunas cosas… pero también su propio estilo. Y una capacidad futbolística impresionante.

Fuente: Olé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *